INFLUENCIA DEL TABACO EN CIRUGÍA PLÁSTICA / ESTÉTICA

INFLUENCIA DEL TABACO EN CIRUGÍA PLÁSTICA / ESTÉTICA

Es un hecho bien conocido por todos que el hábito de fumar puede manchar nuestros dientes, causar envejecimiento prematuro de la piel y llegar a provocar cáncer. A pesar de este conocimiento, fumar sigue siendo un hábito muy arraigado en nuestra sociedad.

El tabaco en relación a la cirugía plástica también puede ser gravemente perjudicial por una serie de razones que trataremos a continuación. Razones por las cuales es muy importante dejar de fumar o usar cualquier tipo de producto relacionado con el tabaco, antes y después de una cirugía estética.

INFLUENCIA DEL TABACO EN CIRUGÍA PLÁSTICA / ESTÉTICASi usted está pensando someterse a una intervención de cirugía estética, una de las cosas de las que tendrá que hablar con su cirujano plástico es acerca del tabaco. Está demostrado que fumar o utilizar cualquier producto liberador de nicotina, como parches, vaporizadores, etc. aumenta la incidencia de complicaciones graves después de la cirugía y un retraso en la cicatrización.

La nicotina hace que aumente la tensión arterial y aumento de la frecuencia cardiaca, provocando una menor disponibilidad de oxígeno hacia de los tejidos. Puede provocar arritmias cardíacas durante la anestesia y que los diminutos vasos sanguíneos se contraigan o constriñan, reduciendo por tanto el suministro de sangre a la piel. Tener un buen flujo sanguíneo tiene una importancia crítica para la curación. No tenerlo puede ser especialmente dañino en cirugías como el levantamiento de senos, la abdominoplastia y el lifting.

La nicotina también aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos y se asocia con complicaciones quirúrgicas graves, como apoplejía y ataque cardíaco. Además el consumo de tabaco aumenta las secreciones de moco y la tendencia a la hiperreactividad laríngea y bronquial. En general, el riesgo de padecer complicaciones respiratorias durante la anestesia es casi el doble en fumadores que en no fumadores. En el caso de que además se asocie obesidad, el riesgo se multiplica por 6.

Algunos de los problemas que pueden derivar de su consumo antes y después de la cirugía son:

  • Aumento del dolor
  • Hematomas más duraderos
  • Aumento del riesgo de Infección
  • Riesgo de dehiscencia de la herida (abertura espontánea)
  • Necrosis de la zona grasa
  • Necrosis y pérdida de piel
  • Daño permanente en los vasos sanguíneos
  • Gran retraso en la cicatrización y curación
  • Cicatrices rojas y elevadas

Generalmente el cirujano plástico suele pedir a sus pacientes el compromiso absoluto de suspender el hábito de fumar durante un cierto período de tiempo antes y después de la cirugía estética para reducir las complicaciones y mejorar la curación. La mayoría de los cirujanos plásticos recomiendan dejar de fumar cuatro semanas antes y después de la operación. Algunos cirujanos, dependiendo del grado de adicción a la nicotina, podrían llegar incluso a negarse rotundamente a realizar dicha intervención.

 

 

Haga su valoración
[Total: 2 Promedio: 5]

Leave a Comment

Si continúa navegando, da por hecho su conformidad con nuestra Política de Cookies Más información

La configuración de cookies de esta web está habilitada por defecto para "permitir cookies" y así poder ofrecerle la mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando sin cambiar su configuración de cookies o pincha en "ACEPTAR" en el banner superior de color negro, no da a entender su conformidad con dicha configuración.

Cerrar

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH